Que esa ancla toque el fondo de su alma.

Aunque algunos podamos ser ignorantes de la situación, para muchos el tema de la elección y predestinación de los salvos es un tabú o hasta un punto de división. En lo personal, no puedo cegarme a lo que está escrito. De ninguna manera pienso explicar el libre albedrío versus la soberanía de Dios, ni creo que puedo. Pero, si quiero resaltar algo que yo había pasado por alto desde que tengo uso de la razón.

¿Por qué Pablo decide tocar ese tema que ha llegado a ser tan controversial? (Romanos 8)

¿Para qué?

Isaías (41:9-14) le dice al pueblo de Israel, “Mi siervo eres tú; te escogí, y no te deseché. No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.”

Cuando Dios dice siempre, es siempre.

Pablo escribió sobre nosotros que “si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo” (Romanos 11:17). Nosotros ahora somos parte del pueblo de Dios. Su gracia y misericordia se extendió hacia nosotros. Nos eligió entre muchos, para ser salvos, desde antes de la fundación del mundo.

Pienso que contemplar y profundizar en estas verdades son las que han llevado a mujeres y hombres piadosos a escribir versos como esta estrofa de un viejo himno:

Si fuera tinta todo el mar, y todo el cielo un gran papel

Y cada hombre un escritor, Y cada hoja un pincel

Nunca podrían describir el Gran Amor de Dios

Que al Hombre pudo redimir de su pecado atroz.

Y ese es el objetivo de Pablo, en mi limitado entendimiento. Pienso que usa este tema incomprensible para cimentarnos en nuestra posición en la corte del rey—sus hijos adoptados.

Por eso, Pablo al final exclama que somos más que vencedores—porque nada, ni la muerte misma nos separa del amor de Cristo.

¿Y que nos va separar de un Dios que nos escogió para ser sus hijos y vivir en su eterna comunión con él desde antes de la fundación del mundo?

Antes de la fundación del mundo.

Nos conoció desde antes.

Nos predestinó.

Nos llamó.

Nos justificó.

Nos glorificó.

Antes de la fundación del mundo. Que esa ancla toque el fondo de su alma.

Porfavor, no escondamos esta verdad. Enseñemosla. Yo descanso sobre y tomo valor de esta promesa. Gracias a aquel que me lo mostró.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s