Este es un extracto de un estudio que dispersa la neblina y aclara terminos claves para entender la Biblia. Uno de esos terminos es el pecado. Creo que en este pasaje explica de una manera muy eficaz la importancia de comprender qué realmente es el pecado de acuerdo a como Dios lo define, como lo encontramos en su revelación escrita–la Biblia.

A continuación:

El pecado es el problema en nuestro mundo hoy. Ha sido el problema desde el fracaso de Adán y Eva en el jardín de Edén.

El pecado es destructivo para el individuo que lo comete. Es perjudicial a la sociedad en sí. Es contrario a la naturaleza de Dios, por lo tanto, es también ofensiva a Él.

En nuestra sociedad, el pecado es representado como algún tipo de especie para condimentar (o también marinar) todo lo que hacemos como entretenimiento. La escena de cine y de la música lo ha usado por años para añadirle sabor a sus producciones.

(Piense como una película es básicamente buena y le añaden unas cuantas cosas para hacerla menos apta para menores para atraer una audiencia más madura).

El pecado definitivamente le da sabor a la vida. ¿Pero realmente es el tipo de sabor que querés? En realidad, es costoso y al final se convierte en un condimento intensamente amargo que termina siendo nada más que un sustituto barato para lo que Dios tenía para que disfrutáramos de manera segura desde el principio. ¡El pecado es un veneno que mata lentamente!

Si podemos entender lo que es el pecado, en un sentido básico (simplemente ser egoísta), y tomar una convicción sobre ello en nuestras vidas a ese nivel, entonces podemos mantener un equilibrio moral (balance) en una época de locura moral. En una época en la que una perspectiva distorsionada del bien y el mal (desde ´derechos´ de animales a la reversión de la relación de la iglesia y el estado a juegos de azar [casinos & lotería] institucionalizados a intimidad física antes o fuera del matrimonio a homosexualidad hasta el aborto, y más) está siendo aceptada cada vez más a pesar de que lógica simple argumenta lo contrario. La idea de que no hay absolutos morales literalmente ha permeado cada aspecto de nuestra sociedad como nunca antes lo había hecho. Si el pecado no es una realidad, entonces el evangelio es irrelevante y el cristianismo no vale la pena.

Si el pecado no es reconocido claramente, uno no puede llegar a un conocimiento salvador de Cristo.

El autor de este estudio es el Rev. Jonathan Stewart. Traducido al español por Halbert Priday.

Para lectura adicional, recomiendo leer el capitulo 8 del Evangelio según Juan (todo el capitulo). Encontrarán que pensaba Cristo Jesús sobre el pecado. Despues, en Romanos 1:18-2:16, encontrarás una expansión sobre el significado del pecado y sus implicaciones.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s